Wednesday, April 01, 2009

POR QUE CANTAMOS (Requiem para Raul Alfonsin)


Siempre recordé ese día con total claridad. Y hoy, justo hoy, a raiz de su partida, me vino a mi cabeza otra vez, como una fotografia, nítida y colorida.

Corría la primavera de 1983. Yo tenía tan solo 16 años. Nos habiamos vuelto a Mar del Plata por motivos economicos que no vienen al caso. Mi YO adolescente era de baja estatura, delgado ( las grasas trans aun no habian hecho estragos en mi), tenía pecas y trataba de acomodar mis rebeldes cabellos ondulados- entre colorados y rubiones- a fuerza de gel y varias cepilladas diarias.Todavía conservaba la cara de nene (esa mezcla de Angel Malvado que siempre me caracterizó) y, como recién habia empezado el gimnasio, mi cuerpo comenzaba a estilizarse, ocultado por la obligatoria camisa azul, la corbata acorde y el Blazer. Y aunque el colegio de Mar del Plata era mas informal -después de todo, era una ciudad de playa-en ese aspecto, yo seguía a rajatabla el código de vestimenta de mi antiguo colegio en San Isidro.

Ese día llegamos al colegio (al de Mar del Plata) , el cual era una revolución. Todos llegaban con cintitas rojas y blancas. Algunos, más osados, vestian boinas blancas sobre sus cabezas.Una vez que izamos la bandera, no volvimos a las aulas. Se armó una especie de fiesta en el Patio del Colegio. Todos bailabamos y cantabamos en el Patio. Finalmente había llegado esa señora tan esquiva para los Argentinos: la Señora Democracia. Yo todavia no entendia mucho el concepto porque casi toda mi corta vida me habia criado con el Gobierno Militar, así que no podía comparar. Pero solo se que la alegría me contagiaba y bailaba y cantaba canciones de Rock Nacional que hasta entonces, habian sido prohibidas, a viva voz (demás está decir que mis padres casi mueren de un infarto cuando su primogenito de 16 años entró a casa cantando a los gritos : ¨Bronca cuando rien satisfechos, al haber comprado sus derechos...¨)....Y también cantabamos:

¨Siga, siga el baile, al compás del tamboril, que vamos a ser Gobierno, de la mano de Alfonsín...!!!
Sí, el Dr. Raul Alfonsín había ganado las elecciones y era nuestro primer Presidente elegido por el Pueblo luego de varios años nefastos para la historia de Argentina.

Por eso que anoche, Dr. Alfonsin, con su partida, se murió una parte de mi adolescencia. Usted fue el político de políticos. Fue político porque le gustaba la POLITICA (no por el poder, no por el dinero...) y a nosotros, la llamada GENERACION X nos dejó un legado, el legado de un camino de libertad, donde podiamos elegir por nosotros mismos y no que un gobierno eligiera x nosotros .

Cuando veo a los chicos de hoy, cuya unica preocupación es si son Floggers o Emos, o si Bailan -o patinan-Por Un Sueño, me acuerdo de mi adolescencia cuando lamenté no tener 18 años para ir a votar.

Usted fue el MEJOR PRESIDENTE QUE TUVIMOS, más allá de no haber podido con este país que le dejaron.Pero al menos fue HONESTO...cosa que no es poco y cosa que los Presidentes que lo sucedieron, no podrán decir jamás.
La ultima vez que derramé lágrimas por un personaje público fue con la muerte de Lady Di. Hoy las derramo por Usted.Y para Usted, va esta canción,porque Usted fue quien nos enseñó POR QUE CANTAMOS. Que descanse en Paz.
Gontxu


3 comments:

N said...

la verdad, quede perplejo, me imagino que dentro de pocos años recordare cuestiones como.
menem en la estratosfera
menem echandole a esposa e hijas
amia y embajada de israel
la leche trucha
la intervencion por cordobeces en corrientes!
de la rua en tinelli
las dos torres
...y otras cosas todo vinculado con ese tiempooo


gracias gonchen...
y buena descripcion tuya del momento!!!

Elena said...

Hermoso artículo, Ken. Me ha emocionado y me ha hecho recordar a mí misma la época de entrada en la democracia, aquí en España.
Gracias por compartirlo.
Un fuerte abrazo, amigo,

Helen Charlotte

aranzazu said...

Lindo homenaje, Gontxu, y bendita apertura en tu viaje interior!

Después de tiempo caminando sola y continuando mi proceso con el yoga y la meditación, volví a terapia hace unas semanas (sincronizado que sea ahora cuando volvemos a contactarnos :) y, sí, a mi pesar, a pesar de mis resistencias para reconocer mi feminidad, vulnerabilidad y emociones blandas, sí, ahora puedo decirlo: soy dos muy, muy enochada, pero dos.

Así que voy a trabajar ambos eneatipos para moverme desde la inocencia y la espontaneidad sin dejar de reconocer mi delicadeza y amor por todo.

Y, bueno, en ello estamos...

Como bien dices, en el post, el miedo y el control nos. Impiden la confianza y la entrega: aunque me he percatado que, en verdad, el miedo es profundamente egoísta, narcisista y rígido y sólo la apertura, la confianza y la entrega aseguran la fluidez y el milagro de la Vida.
En fin, encantada de reencontrarte y seguimos en línea.

Mil besos, niño pijo :)